¿Qué tal decirle con flores? Sublimes y coloridas, las orquídeas son las flores perfectas para la ocasión. Estas hermosas plantas tienen un simbolismo muy fuerte ya que representan fuerza, belleza, amor y lujo.

Sin embargo, estos últimos pueden marchitarse rápidamente y es importante cuidarlos bien. Pero no te entristezcas si se desvanecen, hay 3 consejos simples y efectivos para revivirlas rápidamente. Algo para traer un toque de vida a su interior.

Es terapéutico tener hermosas flores en tu hogar. Verlas florecer en un bonito jarrón colorea tu día a día y las orquídeas emanan una sutil y delicada fragancia en tu hogar.

Anuncio

Si por desgracia llegaran a marchitarse, existen consejos radicales para darles una segunda vida. Descubra cómo protegerlos y dejar que florezcan maravillosamente.

una flor sublime

Es una de las plantas más solicitadas en la floristería porque emana un perfume que ha inspirado durante mucho tiempo a los creadores de frascos. Esta frágil flor de hermosos colores es agradable de tener en casa y transmite una imagen de belleza y fuerza.

Anécdota histórica: En la antigua Grecia, las mujeres estaban convencidas de que si el padre de su hijo por nacer comía tubérculos grandes y nuevos, éste sería un niño. Por el contrario, si la madre se alimenta de bebés, estaría esperando una niña.

Esta planta también ofrece su decimocuarto aniversario de boda. Una flor, por tanto, con múltiples símbolos que aún tiene un futuro brillante por delante. Solo que sigue siendo frágil y requiere un cuidado preciso para mantenerlo con vida.

Generar nuevos brotes y hacer que florezcan continuamente es un desafío difícil que puede resolverse con 3 consejos simples y efectivos.

¿Cómo puedo darle una segunda vida a mis orquídeas?

¡Alimentalos! Muchos de nosotros olvidamos regar nuestras plantas. Sin embargo, estos últimos necesitan mucha más agua de lo que piensas. Cambia el agua de tu florero cada dos días y dale fertilizante líquido a tus hermosas orquídeas cada dos semanas.

Consigue una rica en fósforo y potasio de tu vivero. Cuando estas flores florezcan, deja de alimentarlas y disminuye la frecuencia de hidratación. Una ruptura que permite presenciar la aparición de nuevos brotes.

¡Había luz!

Si las flores necesitan agua para vivir, el sol también es vital para todas las plantas. El sol de otoño es ideal para estas maravillas ya que los rayos son suaves y transmiten la energía para hacer florecer la planta. Así que elige esta temporada para invitarlos a tu casa y hasta podrás sacarlos.

Crear un choque térmico

El choque térmico consiste en exponer sus hermosas orquídeas a dos climas diferentes, frío y calor. A diferencia de otras flores, esta última no las marchita sino que las ayuda a florecer.

Esto también ayudará en el crecimiento de nuevos tallos. Cuando hace 15 grados, puedes sacar tu baba todo el día.

Cuando caiga la tarde, tráigalos y repita este gesto durante 15 días. Solo que es importante tener cuidado de no exponer estas plantas sublimes al calor, incluida la calefacción. Sin embargo, si la temperatura en su hogar supera los 20°C, colóquelos en lugares frescos. Gestos básicos para conservar estas plantas el mayor tiempo posible en casa.

Un pedazo de felicidad en casa

Si las virtudes de la jardinería se establecen desde el punto de vista psicológico, tener flores en tu interior también es una forma de cuidarte. La belleza es importante para sentirse bien en casa y también nos permite expresar nuestra creatividad con composiciones florales que puedes adaptar a tus gustos.

Cada una de las flores lleva un simbolismo.

La rosa, por ejemplo, traduce amor y pasión. La hortensia puede significar agradecimiento y reconocimiento. El iris, por otro lado, transmite una sensación de sabiduría, coraje y esperanza. Dar y recibir flores es también un acto relacional que crea fuertes lazos entre quienes las intercambian.

¿Sabías que la peonía, por ejemplo, podría connotar romance o arrepentimiento? Ambivalencias que puedes traducir con estas maravillas de la naturaleza que no dejan de cautivarnos.