El lino blanco a menudo se considera difícil de cuidar. Muy rápidamente, la ropa blanca y la ropa interior pueden mancharse, dejar un halo y acumular suciedad. Además, para mantener una ropa blanca brillante, a menudo es necesario quitar las manchas incrustadas antes de meterla en la lavadora. En este artículo te damos 3 trucos caseros para blanquear la ropa sin dañarla y sin usar lejía.

Las manchas de chocolate, aceite, vino tinto, sangre o barro pueden incrustarse en la ropa blanca y volverse difíciles de quitar. Para eliminar las manchas difíciles y blanquear la ropa de cama, algunos usan lejía antes de lavar a máquina. Pero a pesar de su eficacia para blanquear la ropa,  la lejía sigue siendo un producto corrosivo y tóxico  que presenta riesgos para la salud y el medio ambiente. Para tener la ropa blanca como nueva, aquí tienes 3 soluciones naturales que debes conocer.

3 consejos para blanquear la ropa sin lejía

Para revivir el brillo de una prenda blanca sin utilizar lejía u otros productos químicos, existen 3 consejos infalibles:

  1. Bicarbonato de sodio

bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio se considera un producto milagroso que  se puede utilizar de muchas maneras en el hogar . Este polvo blanco es un aliado inigualable para la limpieza, desinfección y mantenimiento de tu hogar. Para blanquear tu ropa, puedes utilizar este polvo multiusos. En un recipiente, mezcle cuatro litros de agua con una taza de bicarbonato de sodio y luego empape su ropa blanca. Dejar actuar durante 1 hora y luego ponerlos en la lavadora para completar la limpieza. ¡Tu ropa saldrá más blanca que el blanco!

  1. aspirina

aspirina

La aspirina es un truco muy eficaz para eliminar una mancha incrustada y restos de sudor que aparecen en una prenda blanca. Simplemente  disuelva cinco tabletas de aspirina en un recipiente  lleno de agua fría y luego sumerja su ropa en el líquido durante 1 hora. Luego, mete tu ropa en la lavadora para que luzca como nueva.

  1. vinagre blanco

vinagre blanco de lavanderia

El vinagre blanco es conocido por sus propiedades desinfectantes, blanqueadoras, suavizantes y desodorantes. Para conservar la suavidad de la ropa blanca y revivir su brillo, puedes verter 3 tazas de vinagre blanco en tu lavadora antes de iniciar el programa. No solo podrás decir adiós a las manchas difíciles, sino que también podrás disfrutar de una ropa blanca limpia y reluciente.

Los riesgos de usar lejía

Con los lavados, la mayoría descubre que su ropa blanca pierde brillo y se vuelve opaca. Para aclararlas y revivir su blancura, hay quien piensa que la decoloración es un producto imprescindible. Compuesta por hipoclorito de sodio y cloro, la lejía es conocida por sus propiedades antibacterianas, blanqueadoras y desinfectantes.

Sin embargo, este producto químico presenta riesgos significativos para sus usuarios pero también para el medio ambiente. De hecho, el manejo inadecuado de la lejía puede causar irritación y quemaduras en la piel y los ojos. Además, una mezcla con otros productos de limpieza puede liberar gases tóxicos y afectar las vías respiratorias. Según un  estudio científico , el uso de lejía favorece las infecciones respiratorias y otorrinolaringológicas, especialmente en niños de 6 a 12 años. Además, este producto corrosivo puede destruir metales y liberar gases nocivos para el medio ambiente.