Después de una buena barbacoa organizada al aire libre en un hermoso día soleado, muchas veces tendemos a deshacernos de las cenizas de la barbacoa. Estos son muy útiles para mejorar el crecimiento de las plantas en el jardín, además de limpiar y desengrasar diversas superficies de la casa. Dicho esto, en lugar de tirar las cenizas de la barbacoa, considere almacenarlas. Para ello, recógelas después de que se hayan enfriado y tamízalas para eliminar los residuos. Descubra por qué no se deben tirar las cenizas de la barbacoa.

Ricas en magnesio, fósforo, potasio y calcio, las cenizas de barbacoa se pueden reciclar para beneficiar a las plantas de su jardín. También puedes usarlos para fregar y limpiar diferentes superficies de la casa.

¿Por qué no se deben tirar las cenizas de la barbacoa?

parilla

Las cenizas de barbacoa se pueden reciclar de diferentes maneras.

  • Usando cenizas de barbacoa en el jardín.

Las cenizas de barbacoa son muy eficaces para corregir la acidez del suelo y, por tanto, ayudan a que las plantas  se desarrollen mejor.  De hecho, las lombrices de tierra y los microorganismos esenciales para la buena salud del suelo pueden no desarrollarse en suelos ácidos. La acidez del suelo también impide que las plantas  asimilen ciertos nutrientes.

Para evitar cualquier exceso que pueda asfixiar el suelo,  utilice las cenizas en pequeñas cantidades.  Agregue solo de 70 a 100 g de cenizas por metro cuadrado y repita esta operación  solo una vez al año.  Tenga en cuenta que algunas plantas son acidófilas, es decir, les gusta el suelo ácido. Este es particularmente el caso de los rododendros, las camelias, las azaleas e incluso las hortensias azules. Dicho esto, evita esparcir cenizas de barbacoa alrededor de estas plantas.

También puedes espolvorear un poco de ceniza de barbacoa en el césped. Esto estimula la actividad de lombrices y microorganismos y por tanto  evita la aparición de musgo en el césped,  además de mejorar la infiltración del agua.

jardín de cenizas

Gracias a su contenido en minerales, especialmente potasa, las cenizas son  un buen abono para tus plantas.  De hecho, la potasa es esencial para el desarrollo de los tubérculos, raíces y frutos de las plantas. También ayuda a dar color a frutos y flores, además de fortalecer la resistencia de las plantas a las enfermedades.

La ceniza de barbacoa también es un buen repelente de babosas  y ciertas plagas como pulgones,  escarabajos pulgas y sitones. Para proteger sus plántulas de estas plagas, forme una barrera natural con cenizas. Esto evitará que las babosas invadan tus plantas. No dudes en renovar las cenizas  después de cada riego  o después de la lluvia. Además, es recomendable espolvorear las cenizas  al final del invierno,  para evitar que se empapen por la lluvia. Por lo tanto, correrían el riesgo de  perder todas sus cualidades y ya no serían efectivos.

recoger las cenizas

  • Usar cenizas de barbacoa en casa

Gracias a su acción desengrasante, las cenizas son eficaces  para eliminar las manchas de las ventanas.  Para ello, primero tamiza las cenizas de la barbacoa para eliminar residuos y escombros grandes y evitar rayar tus cristales. Luego, póngase guantes y humedezca ligeramente las hojas de un periódico con agua, luego cúbralas con cenizas de barbacoa. Friega las ventanas y límpialas  con un paño de microfibra  para eliminar el exceso.

Las cenizas de barbacoa también se pueden usar  para hacer brillar cubiertos y artículos de cobre.  Para ello, humedece ligeramente un paño y sumérgelo en un recipiente que contenga las cenizas. Luego frote sus objetos y enjuáguelos con agua limpia. Luego séquelos con un paño de microfibra seco.

Eficaces para eliminar las manchas de grasa, las cenizas de la barbacoa se pueden utilizar  para limpiar el cristal del horno.  Para ello, diluye un poco de ceniza en un recipiente con agua y empapa en ella tu esponja de microfibra. Exprímelo ligeramente  y frota el cristal del horno.  Luego séquelo con un paño limpio.

Gracias a estos diferentes usos de las cenizas de barbacoa, ya no tendrás que tirarlas. Puedes reciclarlos para cuidar las plantas de tu jardín o para limpiar diferentes superficies de la casa.