La lavadora es sin duda uno de los electrodomésticos más queridos por todos nosotros, ya que nos permite tener siempre ropa limpia y perfumada para usar.

Este electrodoméstico, sin embargo, tiene un gran defecto: muchas veces tiende a oler y desprender malos olores en nuestra colada por la acumulación de detergentes o una limpieza inadecuada.

Tampoco debemos olvidar la temida cal que suele acumularse en la lavadora comprometiendo también su funcionalidad.

Por eso, hoy queremos revelarte un secreto: ¡ una sola botella de ácido cítrico es suficiente para eliminar la cal y los malos olores de tu lavadora!

Veamos juntos cómo hacerlo.

NB  Le recomendamos que siga siempre las instrucciones de producción y evalúe el “estado” de la lavadora con un técnico.

ácido cítrico en lavadora

Método

Para eliminar el olor y la cal de la lavadora , puede ser útil iniciar periódicamente lavados en vacío con ácido cítrico.

Este ingrediente, aunque poco conocido y utilizado, se presenta como una alternativa más ecológica al vinagre pero con la misma eficacia.

De hecho, el ácido cítrico ejerce una fuerte acción antical, drenante y desincrustante y, por lo tanto, es capaz de limpiar a fondo la lavadora.

Para probar este remedio, solo tienes que disolver 200 gramos de este polvo blanco en una botella que contenga un litro de agua.

Le recomendamos que utilice agua desmineralizada para evitar la formación de más cal.

En este punto, agita bien la botella para mezclar bien los ingredientes y listo: ¡listo para usar!

Luego vierta la solución así obtenida en el cajón de detergente de la lavadora y comience el ciclo de lavado a 90 grados.

En caso de incrustaciones muy persistentes, también se puede proceder con un doble lavado, iniciado uno tras otro, para eliminar todos los restos de cal y suciedad.

¡Es recomendable realizar esta operación una vez cada dos meses para tener una lavadora siempre funcional y libre de malos olores!

Para el cuidado diario de la lavadora , en cambio, puedes utilizar unos 40 ml de esta misma solución y verterla en el compartimento del suavizante con cada lavado.

Otros métodos naturales

Además del ácido cítrico, existen otros ingredientes que puedes utilizar para limpiar a fondo tu lavadora y liberarla de cal y malos olores.

¡Veámoslos juntos!

sal

Otro remedio muy eficaz y muy sencillo de utilizar es utilizar sal de cocina gruesa.

Este ingrediente, que seguro ya tendrás en tu despensa, ayuda a limitar la dureza del agua , responsable de la formación de cal, y absorbe la humedad.

Luego agregue 1 kg de sal gruesa al tambor de la lavadora y comience un lavado vacío a altas temperaturas.

listo: ¡adiós malos olores de la lavadora!

¡Atención! Le recomendamos que no se confunda y que no agregue sal al dosificador de detergente, ya que podría obstruir las tuberías de desagüe.

Vinagre

Otra forma natural de tener prendas perfumadas es utilizar vinagre.

Este ingrediente es sin duda uno de los remedios naturales adoptados por nuestras abuelas para eliminar la cal de diversas superficies.

De hecho, gracias a su acción antical y propiedades antibacterianas, el vinagre es capaz de eliminar cualquier olor que se produzca en la lavadora.

Luego vierta el contenido de una botella de vinagre (alrededor de 1 litro) en la canasta.

Para prolongar el efecto del vinagre, también puedes usar una toalla para verter el líquido y colocarlo en el tambor antes de comenzar un lavado.

¡Atención! parece que el vinagre, usado a altas temperaturas, no representa un remedio tan ecológico, aunque sea el más conocido.

Por lo tanto, es mejor preferir los remedios alternativos más ecológicos.

percarbonato de sodio

Por último, para higienizar la lavadora , también puedes utilizar percarbonato de sodio.

Este ingrediente, de hecho, es un poderoso desinfectante y desincrustante natural.

Para limpiar la lavadora, por lo tanto, diluya 4 cucharadas de percarbonato en agua y viértalo todo en el cajón del detergente.

En este punto, inicia el lavado a 90 grados y ¡listo! Este remedio se recomienda una vez cada dos meses.

Advertencias

Siga siempre las instrucciones del fabricante para el mantenimiento de su lavadora.

En caso de avería, confíe siempre en un especialista.