Una práctica cotidiana muy común como tender la ropa en casa cuando llueve o hace frío podría esconder consecuencias y peligros para nuestra salud, según un estudio realizado en Escocia.

Según algunos científicos, secar la ropa en interiores podría causar problemas como asma, rinitis y alergias, debido a los altos niveles de humedad que deja la ropa mojada en el hogar. Los científicos calculan que la ropa sucia puede causar hasta un tercio de la humedad en su hogar.

¿Pero es peligrosa la humedad? Sí, si en exceso. La humedad estimula la formación de moho y ácaros, aumentando los riesgos para nuestra salud.

El estudio analizó algunas viviendas donde esta práctica está muy extendida y constató que el 75% de ellas presentaban niveles de humedad suficientes para el desarrollo de ácaros y esporas de moho.

Los investigadores recomiendan secar la ropa en habitaciones con aire acondicionado o, si es posible, usar la secadora.