Las plantas de interior no son solo elementos decorativos y estéticos, sino que también poseen propiedades muy útiles para nuestra salud. Algunas plantas son más efectivas que otras, por eso es importante saber elegir.

En general, las plantas pueden mejorar la salud y el almidón al humedecer el ambiente para que nuestras mucosas y piel se mantengan hidratadas.

Además, son excelentes para purificar el aire del hogar eliminando sustancias tóxicas como el formaldehído, el benceno o el xileno.

Una de las plantas depurativas más eficaces es sin duda el pothos . Originaria del sudeste asiático, esta planta es muy común en los apartamentos de toda Italia.

Esta planta, de hojas perennes, es apreciada sobre todo por su aspecto estético, que va bien con estilos tanto modernos como clásicos. Es una planta resistente, que no necesita muchos cuidados.

Su poder depurativo es muy potente, y es especialmente eficaz para eliminar el formaldehído (que puede provocar cáncer), el xileno (componente nocivo que provoca dolores de cabeza, náuseas y problemas del sistema nervioso) y el benceno (en grandes cantidades puede provocar la muerte).

A pesar de tener muchos beneficios, esta planta es tóxica para nuestras mascotas.