Poner laurel en la lavadora forma parte de los métodos que utilizaban nuestros abuelos para preservar la colada de un problema que estropea la ropa.

El tiempo y los numerosos lavados, así como el uso continuado de las prendas, hacen que estas pierdan fácilmente el color y el brillo. Si quieres saber para qué sirven las hojas de laurel en la lavadora, sigue leyendo el artículo.

Qué hacer con la ropa que pierde color

A nadie le gusta que su ropa se vea desteñida o desgastada. Sin embargo, ¿cómo podemos renunciar a esa prenda cómoda o que tanto nos gusta?
La clave para la ropa duradera a menudo radica en un simple cambio: ciclos cortos de lavado con agua fría.

Esto se debe a que cuanto más largo es el ciclo de lavado, más se agita la ropa y más se frota la tela contra la tela. Además, cuanto más caliente está el agua, las fibras se hinchan, lo que contribuye a la decoloración y el desgaste del color.

Lavadora completamente cargada
 

Un ingenioso y antiguo truco que utilizaban nuestros abuelos para conservar nuestra ropa sigue vigente como efectivo, consiste en dar a la ropa un baño de laurel.

Esta planta aromática, muy apreciada en la cocina, es capaz de fijar los colores en los tejidos, y al mismo tiempo revivirlos.

De esta forma, incluso después del lavado, los tejidos se mantendrán en buen estado gracias a las propiedades astringentes de las hojas frescas.

¿Por qué debemos poner la hoja de laurel en la lavadora?

Para tratar nuestras prendas que han perdido el color, nuestras abuelas solían preparar una solución que implica el uso de hojas frescas de laurel, ya que en las hojas frescas hay una sustancia llamada oleolita , que al dispersarse en agua liberará sus cualidades astringentes.

Lavado de manos en el lavabo
 

Todo lo que necesitamos es:

  • una cacerola alta y espaciosa con abundante agua,
  • 4 cucharadas colmadas de bicarbonato de sodio,
  • 10 hojas de laurel.

Una vez hervidas las hojas de laurel, dejar que las hojas permanezcan “cocinándose” durante al menos 20 minutos. Mientras tanto, el bicarbonato se habrá disuelto por completo, al igual que el aceite, que liberará sus propiedades beneficiosas para los tejidos.

Laurel en la lavadora
 

Pasados ​​los 20 minutos, dejamos que el agua se entibie y luego vertemos el agua en la palangana donde ponemos la ropa a tratar. Finalmente, la ropa se deja en remojo todo el día.

Bicarbonato de sodio
 

Al día siguiente continuaremos aclarando la ropa y realizaremos un lavado normal como de costumbre. Para un lavado en lavadora con hojas de laurel, basta con poner 10 hojas de laurel y el bicarbonato de sodio en una bolsa y después cerrar bien la bolsa y luego ponerla en el tambor. Para ello se programará un lavado a 30°.

La hoja de laurel se puede sustituir por sal gruesa (4 o 5 cucharadas de sal) o vinagre de manzana (1 vaso), siguiendo el mismo procedimiento que con las hojas de laurel.