Planchar es cualquier cosa menos fácil o divertido y, especialmente para algunas prendas, puede convertirse incluso en una pesadilla. La buena noticia es que hoy te traemos un truco que te ayudará a ahorrar tiempo mientras mejoras tus resultados.

Si coloca una hoja de papel de aluminio sobre su tabla de planchar (o justo debajo de la cubierta de lona, ​​como se muestra en la imagen), puede lograr resultados increíbles.

De hecho, el papel de aluminio permite que el calor de la plancha se propague más rápidamente, haciendo que la ropa se arrugue menos.

A continuación ofrecemos un vídeo extraído de un conocido programa estadounidense, en el que se explica exactamente cómo hacerlo. Aunque el video está en inglés, es muy fácil entender los distintos pasos.