Las amas de casa de todo el mundo buscan constantemente métodos alternativos, posiblemente naturales, para resolver todos los problemas que enfrentan todos los días.

Se acerca la primavera, todos estamos listos para volver a la vida normal , salir, encontrarnos con amigos, especialmente en las tardes soleadas. Finalmente de nuevo en contacto con la naturaleza, preparándose para paseos por el mar, en las montañas o en las colinas, en los prados verdes y floridos. No hay nada mejor.

Desgraciadamente, toda salida conlleva el riesgo de estropear las prendas, especialmente las de tejidos delicados, con manchas que a veces desaparecen simplemente con un lavado en lavadora (si se tiene suerte) y que otras veces dificultan a las amas de casa que tienen absolutamente ninguna idea de cómo intervenir.

Remedios naturales más efectivos que los detergentes súper caros

La mayoría de las mujeres, para no verse obligadas a tirar ropa nueva o seminueva a la basura simplemente por alguna mancha , utilizan productos nocivos para la salud, que ni siquiera funcionan al 100%. Entre otras cosas, para comprar estos milagrosos detergentes (en parte), gastan mucho dinero. Por si fuera poco, muchas amas de casa tratan de limitar el uso de la lavadora. Solo lo encienden cuando es realmente imprescindible.

Ante la presencia de prendas manchadas, a menudo se ven obligados a comenzar más y más lavados con la esperanza de solucionarlos de alguna manera y, sin embargo, no siempre ayuda. Pero, ¿por qué hacerlo si existen remedios naturales efectivos que solucionan cualquier problema en segundos sin demasiado esfuerzo? Solo necesitas algunos productos que todos tenemos en casa y una pizca de buena voluntad y listo.

 

Para evitar caer en situaciones tan desastrosas, se recomienda aprovechar un método infalible que elimina cualquier tipo de máquina en un abrir y cerrar de ojos sin gastar un centavo . Se trata de utilizar aceite o mantequilla que nunca falta en la casa, porque es muy útil en la cocina.

Aceite y mantequilla para quitar la suciedad que es lo que tipo

Utilizamos aceite a diario para aliñar nuestros platos, tanto primeros como segundos, y mantequilla tanto para primeros, segundos o postres. Así que estar sin él es realmente imposible. Por extraño o absurdo que parezca, el aceite y la mantequilla también son milagrosos en la colada, sobre todo si se utilizan en prendas de cualquier tejido, incluso las más delicadas.

 

Tomando como ejemplo cualquier prenda manchada con alquitrán, para quitar cualquier mancha, grande o pequeña, basta con utilizar aceite o mantequilla y luego un cuchillo o cúter, un poco de gasolina en pequeñas cantidades, jabón de Marsella, detergente normal y finalmente jabón. Lo primero en lo que debes fijarte es en el tipo de mancha porque se actúa en función de cómo la encuentras.

Aquí está la técnica recomendada para actuar sobre las prendas para no dañarlas

Si es una mancha fresca, solo tienes que hacer una cosa: esperar. Sobre la mancha de alquitrán fresca nunca se debe verter nada porque de lo contrario se corre el riesgo de empujar la suciedad aún más profundamente, momento en el que es realmente difícil poder eliminarla por completo con cualquier producto.

Si la mancha está seca o en todo caso cuando esté seca, coge el cuchillo o el cúter, y con esto vas a quitar la grasa o toda la parte visible de suciedad. Por lo demás, simplemente se vierten unas gotas de aceite o mantequilla sobre la mancha para ablandar lo que queda. En este punto, la suciedad se seca con una bola de algodón empapada en gasolina.

Lo único que quedará será un halo que ni siquiera notarás tanto, pero que puedes pasar y quitar con una lavadora con saponaria. En cuanto a la mancha seca, por lo que dura muchos días, siendo muy resistente, también se debe utilizar jabón de Marsella que se frota sobre el vestido y se deja actuar durante al menos 24 horas.

Solo después se puede lavar en lavadora, de esta forma en unos segundos la prenda manchada volverá a estar como nueva. Cualquiera que use este método, incluso una vez, se dará cuenta de lo milagroso que es e inmediatamente se volverá insustituible.