Los paños de cocina son elementos esenciales en la cocina. Muy a menudo, se utilizan para secar los platos, limpiar la mesa o secarse las manos mientras se cocina. Para que se sequen más rápido, se suelen colgar en la puerta del horno. ¿Es esto una buena o una mala idea? Descifrado.

Limpiar los platos con un paño limpio y luego ponerlo en la puerta del horno para que se seque más rápido parece un gesto práctico sin ningún peligro real. Sin embargo, esta elección estaría lejos de ser juiciosa e incluso podría implicar ciertos riesgos.

¿Por qué deberíamos dejar de colgar un paño de cocina en la puerta del horno?

Si estás acostumbrado a colgar un paño de cocina en la puerta del horno, ¡detente de inmediato! Este gesto es todo menos higiénico y supondría riesgos para tu salud y la de los que te rodean.

  • El paño de cocina en la puerta del horno, un gesto antihigiénico

Paños de cocina en la puerta de un horno

En una cocina, puedes encontrar varios tipos de paños de cocina. Mientras que algunos se usan para secar los platos, otros se pueden usar para limpiar la mesa o secarse las manos mientras se cocina. Estos diferentes usos permiten limitar la proliferación de bacterias, con el fin de evitar cualquier riesgo de intoxicación alimentaria.  Al igual que la puerta del frigorífico u otros electrodomésticos, la puerta del horno también puede ser un caldo de cultivo para las bacterias. Antes de abrir la puerta del horno, muy pocas personas se molestan en lavarse las manos primero. Por lo tanto, coloque un paño que se usa para secar los platos o para limpiarse las manos en  la puerta de este electrodoméstico. no es recomendado. ¡Es sobre todo una cuestión de higiene y limpieza!

Consejos para mantener los paños de cocina limpios y libres de bacterias

La mayoría de las bacterias prosperan en ambientes cálidos y húmedos. Este es particularmente el caso de los paños de cocina, que a menudo cuelgan de la puerta del horno o cerca del fregadero. Por ello, es fundamental adoptar los gestos adecuados para que permanezcan limpios y libres de bacterias.

  • Lave los paños de cocina en la lavadora a alta temperatura.

Configuración de la lavadora

Un simple lavado no puede ser suficiente para eliminar las bacterias presentes en los paños de cocina. Además, las manchas de grasa que allí se acumulan pueden resultar difíciles de absorber. Lo mejor es meterlos en la lavadora y programar a 90°C.  No dudes en añadir bicarbonato de sodio a tu detergente habitual para un resultado óptimo. Además de suavizar la ropa, tendrá un efecto de limpieza y blanqueamiento.

  • Remoje los paños de cocina en una mezcla de agua y cristales de soda.

Para que sus  paños de cocina queden perfectamente limpios ,  es posible sumergirlos en un recipiente con agua caliente añadiendo cristales de soda. Dejar reposar durante una hora antes de introducirlos en la lavadora y comenzar un ciclo de lavado normal. Luego secar al aire o idealmente al sol. Los cristales de sosa permiten suavizar la ropa y desinfectarla de forma natural.

  • Guarde los paños de cocina en lugares apropiados

Paños de cocina colgados en el tirador del armario

Hay muchas soluciones para guardar los paños de cocina. La primera es usar un soporte de pared cerca de la ventana de la cocina. El objetivo es mantenerlos alejados de las zonas húmedas de la cocina. Además, representa una solución de secado rápida y eficaz. No obstante, el revestimiento de la pared debe ser resistente a la humedad. La otra opción es colgarlos en portapaños , que se pueden fijar en el interior de las puertas del armario, para las toallas limpias, y en el exterior, para las toallas mojadas y ya usadas.

Como habrás entendido, una toalla que se usa para limpiar los platos no debe colocarse sobre la puerta del horno. Este gesto antihigiénico debe evitarse para limitar el riesgo de  proliferación de bacterias .