Hermoso y especial!

Las orquídeas son una flor que difícilmente se confunde con otra. Su forma y colores característicos la convierten en una de las flores más famosas y cotizadas .

El origen es variado: es una flor que crece mayoritariamente en zonas tropicales , pero está muy extendida por todo el mundo e incluso en Italia existen variedades espontáneas.

Generalmente la orquídea es vista como una flor delicada destinada a tener una vida corta. Pero ese no es siempre el caso, especialmente si sigues los consejos y trucos correctos .

¡Averigüemos juntos cómo tener hermosas orquídeas y cómo hacer que vivan el mayor tiempo posible!

Luz

Las orquídeas necesitan la luz adecuada para crecer y florecer.

En particular, les encanta la luz fuerte pero no directa . Por eso siempre es mejor colocarlos cerca de una ventana orientada al sur o al sureste .

Si solo tienes ventanas orientadas al oeste , puedes taparlas con una cortina transparente para que los rayos del sol atraviesen, pero no con demasiada intensidad.

Calor

Al ser flores tropicales, a las orquídeas les encanta el calor .

En primavera y verano también puedes tenerlas al aire libre, en tu balcón o terraza , siempre que la temperatura no baje de los 15° por la noche.

Durante los demás meses del año siempre es preferible mantener las orquídeas en el interior , cerca de una ventana y nunca cerca de una fuente directa de calor como una chimenea o un radiador .

Asimismo, es importante que las orquídeas estén en un lugar donde haya circulación de aire .

Si los tiene en su apartamento , en los meses más cálidos, acostúmbrese a abrir las ventanas o encender un ventilador .

De hecho, si hay estancamiento de aire , las orquídeas pueden verse afectadas hasta marchitarse .

agua y humedad

Que las orquídeas siempre necesitan mucha agua es un falso mito.

La cantidad de agua que necesita una orquídea depende de la variedad , las estaciones y la temperatura .

Normalmente las orquídeas se riegan dos o tres veces por semana, pero hay casos en los que se puede regar la planta incluso una vez cada dos semanas.

El secreto es comprobar siempre el estado de la tierra : cuando está demasiado seca , hay que regar la planta.

Es útil utilizar un jarrón transparente que nos permita comprobar mejor el estado de humedad de la planta.

La mejor forma de regarlas es por inmersión : se sumerge la maceta en agua hasta 3/4 de su altura.

Déjalo así unos minutos para que la planta absorba toda el agua que necesita.

En verano también puedes usar un rociador para regar la planta , pero debes tener cuidado de no dejar demasiada agua entre las hojas y las flores .

Además, si normalmente tienes un nivel de humedad por debajo del 40% en tu hogar, utiliza el método del vaporizador para regar tus orquídeas todos los días.

Si tu hogar es muy húmedo (más del 60%), tus orquídeas podrían desarrollar moho . Una solución puede ser usar un deshumidificador .

Fertilizantes

Es útil abonar la planta durante el periodo de floración para favorecer el desarrollo de flores sanas y duraderas .

Después de fertilizar la planta , no debes regarla durante al menos 24 horas, de lo contrario el fertilizante podría diluirse y ser menos efectivo.

Los mejores fertilizantes para las orquídeas son los basados ​​en nitrógeno , que fortalece las raíces y las hojas .

Limpieza y enfermedad.

Las orquídeas son , desafortunadamente, una flor que puede ser propensa a infecciones bacterianas o de moho .

En el caso de la cochinilla , el mejor remedio es eliminar las hojas infectadas cortándolas con unas tijeras.

Además, puedes utilizar una solución a base de agua y jabón de Marsella para pulverizar sobre la planta mediante un vaporizador para combatir este molesto parásito .

Contra cualquier moho , en cambio, además de tener cuidado con el nivel de humedad óptimo , puedes usar un remedio a base de bicarbonato de sodio y agua y luego rociarlo sobre la planta .

En general, sin embargo, dado que la orquídea es muy delicada, tendrás que prestar atención a su limpieza para prevenir la aparición de enfermedades .

Compruebe siempre que la tierra no esté demasiado húmeda y que las hojas estén limpias y secas .

Si las hojas tienen manchas , siempre es preferible podarlas.

Capa superficial del suelo

El mejor suelo para las orquídeas es el que drena rápidamente.

En particular, es preferible elegir productos a base de corteza o musgo esfagno que ofrezcan a la orquídea una base sólida y nutritiva sobre la que crecer.

En ambos casos, siempre presta atención a los métodos y tiempos de riego del suelo para permitir que la planta crezca con la cantidad de agua adecuada .