Aunque se utiliza para realzar el sabor de los platos, la sal tiene otras virtudes insospechadas. Se utiliza, entre otras cosas, para limpiar, desincrustar y desodorizar ciertas superficies de la casa, pero no solo. Puedes guardarlo preciosamente en el coche por un motivo particular e insospechado.

No es necesario tirar los botes de sal de mesa, sal fina o sal gruesa que han estado demasiado tiempo en el armario. Este ingrediente, con múltiples propiedades, puede ser la solución a un problema común de los automóviles. Luego coloque una pequeña cantidad de este agente versátil dentro del automóvil para aprovechar una de sus muchas propiedades.

¿Por qué poner un vaso de sal en el coche?

En invierno, los conductores de automóviles suelen llamar a los mecánicos. Debido al descenso de las temperaturas, se registran averías en el motor, la batería y otros componentes esenciales del coche. El interior del coche así como  todas sus superficies acristaladas  también se ven afectados por un problema molesto, incluso peligroso.

  • La sal deshumidifica el aire del interior del coche

Sal

En invierno, no es raro ver que la humedad se deposite dentro del automóvil. Además de ser desagradable para los conductores y pasajeros, este fenómeno puede deteriorar los componentes del vehículo y generar moho con el tiempo. Para superarlo, es necesario colocar un poco de sal dentro del automóvil. Este ingrediente efectivo y económico  eliminará el exceso de humedad del aire y reducirá la condensación en las ventanas del automóvil. Luego simplemente coloque un vaso lleno de sal en el portavasos del automóvil o cree un deshumidificador de aire. Para hacer esto, vierta sal y carbón en un recipiente de plástico y cúbralo con un calcetín, luego colóquelo debajo del asiento o cerca de las salidas de aire del vehículo.

Otros consejos para eliminar la humedad del coche

Además de la sal, que tiene un verdadero poder de absorción, se pueden adoptar otros consejos  para deshumidificar  el automóvil de manera efectiva. Hay que prestar especial atención a la estanqueidad del vehículo y su habitáculo: juntas, moquetas, etc. Componentes que pueden ser auténticos criaderos de moho.

  • Ponga periódico dentro del coche.

Para absorber la humedad presente en el vehículo, es posible utilizar papel periódico. Para ello,  coloca unas cuantas hojas en el suelo de todo el coche, especialmente  en las moquetas delantera y trasera. Deben evitarse las toallas o los parasoles en los asientos, que pueden atrapar la humedad.

  • Ventilar el coche regularmente.

La otra técnica para evacuar el aire húmedo es ventilar el coche con regularidad. Esto se puede hacer cuando el automóvil está en movimiento o incluso parado abriendo las ventanas o encendiendo la ventilación durante unos minutos.  Cuando la humedad persiste, es posible usar un purificador de aire si tiene uno.

  • Use gel de sílice y arena para gatos en el automóvil

gel de sílice

Gel de sílice,  este pequeño sobre de gránulos   también ayuda a prevenir la aparición de humedad en el coche. Para ello,  basta con llenar una bolsa de tela con gel de sílice, cerrarla y colocarla sobre el salpicadero. La arena higiénica para gatos, con su poder absorbente, también puede sustituir a este producto para compensar la presencia de humedad en el coche.

Hay muchas soluciones a tu disposición para evitar que la humedad se asiente en el habitáculo de tu coche. No olvides comprobar periódicamente el estado de las juntas de las ventanillas, que pueden ser la causa principal del empañamiento. También se recomienda la limpieza regular del parabrisas con un paño de microfibra empapado en alcohol de 90°